La experta Carol Kinsey en su post 10 Body Language Tricks to Power Up Your Career in 2016 nos desvela una serie de aspectos sobre nuestro lenguaje corporal que debemos cuidar -y podemos trabajar- para dar la mejor impresión en una presentación o entrevista de trabajo y conseguir los resultados que nos propongamos. Resumimos algunos que nos han resultado muy interesantes:

Mantén el contacto visual un 60 % del tiempo que dure tu entrevista o presentación. Más tiempo podría intimidar a nuestro interlocutor. No mirar a los ojos podía ser deshonesto, denotar timidez o falta de confianza.

Un estudio de Harvad demostró que la postura corporal que adoptamos influye en nuestro ánimo y actitud. Una postura más abierta y «amplia» nos ayudará a ganar confianza, por ejemplo, antes de una entrevista.

Estrecha las manos (o toca) al mismo tiempo que pronuncies el nombre de la otra persona. Esto creará un recuerdo más perdurable y conseguirá más fácilmente emociones positivas.

Evita que tu interlocutor esté cruzado de manos y piernas (esta postura corporal puede indicar poco interés, aburrimiento…) así que: ofrécele algo, estréchale la mano, invítalo a ponerse de pie o a que cambie de postura de alguna forma, etc.

Utiliza tus manos al hablar de forma adecuada, para transmitir confianza y seguridad: movimientos relajados, mostrando la palma, sin sobrepasar los hombros.

Utiliza silencios en tu presentación o exposición. Te ayudará a captar la atención de tu público.

Habla despacio, con tono tranquilo y evitando un tono de voz muy agudo.

Distribuye el peso sobre ambos pies, para conseguir una imagen más sólida y segura. En muchas ocasiones la punta de nuestro pie está dirigida hacia la persona que capta nuestra atención o simpatía pero también indica que queremos huir cuando nuestro torso está erguido pero uno de nuestros pies señala hacia la puerta de salida. Tenlo en cuenta;).

Estamos en contacto en Facebook y Twitter!

Para conocernos un poco más visita www.mjhcomunicacion.com o llámanos al 616042186.